Recomendaciones dietéticas si sufres retención de líquidos

Ifyda Consultores le brinda las siguientes RECOMENDACIONES HIGIÉNICO-DIETÉTICAS, ya que un buen asesoramiento nutricional individualizado consiste en conseguir el equilibrio interno de nuestro cuerpo y alcanzar el peso saludable, según nuestra edad, talla, estado fisiológico, sexo, profesión…

La retención de líquidos o edema es un trastorno metabólico que consiste en la acumulación de agua y otras sustancias en el organismo. Normalmente estas acumulaciones se producen en las piernas, en el abdomen o en las manos.

La acumulación de líquidos se produce por un desequilibrio en el nivel de líquidos del organismo, cuando los vasos sanguíneos vierten demasiados líquidos sobre los tejidos corporales o cuando estos líquidos son retenidos en los tejidos y no vuelven  a los vasos sanguíneos.

Síntomas:

  • Sensación de pesadez en las piernas por estancamiento de los líquidos.
  • Hinchazón en los tobillos.
  • Piernas hinchadas.
  • Abdomen hinchado.
  • Hinchazón generalizada.

 

Causas:

  • Alteraciones en los vasos linfáticos que se encargan de trasportar la linfa y líquidos sobrantes. Así, si estos están no funcionan adecuadamente por causa genética o patológica no se eliminan los líquidos sobrantes y quedan retenidos o acumulados en el organismo.
  • Menopausia, por cambios hormonales.
  • Obesidad
  • Edad.
  • Varices que dificultan el retorno venoso favoreciendo la acumulación de líquidos en miembros inferiores.
  • Sedentarismo.
  • Mala nutrición con una ingesta inadecuada de proteínas
  • Insuficiencia renal, hepática, cardiaca y venosa.
  • Situaciones eventuales, tales como el embarazo.

 

En cuanto al tratamiento dietético, se debe llevar una dieta con las siguientes características:

    • Baja en sodio, para evitar la retención de agua asociada a un exceso de sodio en el organismo.
    • Alta en potasio. El potasio, junto con el sodio y el cloruro, mantienen el equilibrio hídrico del organismo y se  debe mantener en un equilibrio 5:1 con el sodio. De esta forma, cuándo existen concentraciones superiores de potasio con respecto al sodio, se  favorece la excreción y el arrastre de agua a nivel renal, y con ello el exceso de líquidos acumulados en el organismo.
    • Alta en alimentos diuréticos
    • Alta en alimentos ricos en agua ( frutas y verduras)

 

Así, los alimentos que se deben incluir en la dieta son:              

Alimentos ricos en potasio

  • Los alimentos más ricos en potasio son las frutas y verduras. Por lo que se deberían ingerir mínimo 400g de verduras al día, lo que equivaldría a 5 raciones al día.
  • Algunos alimentos vegetales ricos en potasio son: fríjoles, soja, nueces, plátanos, calabazas, zanahorias, coles de Bruselas, patatas, melones, fresas, tomates, naranjas, kivis, melocotones y manzanas. En caso de obesidad o sobrepeso, se limitará la ingesta de plátanos por su alto contenido en hidratos de carbono.
  • Alimentos no vegetales ricos en potasio:
  • Pescados y mariscos: merluza, salmón, bacalao, trucha, sardina, cangrejo y langosta.
  • Carnes: ternera, pollo, pavo, cerdo, pata cordero. En caso de obesidad o sobrepeso, evitar la ingesta de pato, cerdo y cordero que son carnes muy grasas.
  • Productos lácteos: leche, queso y yogurt.

 

Alimentos bajos en sodio.

  • En primer lugar habrá que reducir la adicción de sal a las comidas.
  • Algunos alimentos especialmente bajos en sodio son: Manzanas, cerezas, naranjas, melocotones, peras, arroz, avena, almendras, soja, col, calabacín, judías.
  • Evitar los alimentos salados: patatas fritas, palomitas de maíz, frutos secos salados, embutidos salados y curados, los vegetales encurtidos y sazonados, sopas de sobre, algunos cereales

 

Alimentos diuréticos.

  • Uvas ->son altamente diuréticas y alcalinizantes.
  • Peras -> aumentan la producción de orina y con ello la eliminación de la sal y líquidos retenidos en los tejidos.
  • Nísperos, piña, sandia y melón-> son diuréticos, alcalinizantes y depurativos.
  • Melocotón -> acción diurética y además es bajo en sodio y alto en potasio.
  • Alcachofa-> aumenta la producción de orina.
  • Ajo y cebolla.

 

Reducir la sal en las comidas. Para que las comidas no resulten insípidas se pueden usar como sustitutivo hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.

Beba mucha agua (> 2 litros/ día) Cuanto más agua tome, más diluidas estarán las sales y más fácilmente se eliminan. La cantidad mínima recomendada son unos seis vasos de agua diarios, sin esperar a tener sed para beber; la sed es la señal de que ya ha comenzado la deshidratación en el cuerpo. El primer vaso, justo al levantarse, para ayudar al organismo a eliminar los fluidos acumulados durante la noche.

Ingiera muchas frutas y verduras, especialmente las mencionadas anteriormente, ricas en potasio y con acción diurética.

Es importante que se realicen, mínimo, las cinco comidas al día y que los platos sean equilibrados y completos.

Tome infusiones. Hay varias hierbas y verduras que tienen efecto diurético (aumenta la producción de orina). Las hierbas más eficaces son las infusiones de perejil, enebro, hojas de olivo, cola de caballo, diente de león. En cuanto a alimentos, los caldos de puerros, apio y cebolla, los espárragos frescos, gazpacho..

Se puede observar como en situaciones de retención de líquidos, se debe llevar una dieta rica en frutas y verduras, que son ricos en potasio y agua,  y baja en sodio. Con un aporte adecuado de proteínas en la comida y en la cena, y controlando la ingesta de hidratos de carbono (legumbre, pasta, arroz y patatas) en caso de obesidad o sobrepeso