Real Decreto 902/2018, nueva legislación para gestión y control del agua potable en la Industria alimentaria

Revisamos las novedades del Real Decreto 902/2018, de 20 de julio, relativos a la gestión y control del agua de consumo humano, que afecta tanto a envasadores de aguas minerales como a industrias alimentarias y laboratorios. 

Real Decreto 902/2018, de 20 de julio, por el que se modifican el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, y las especificaciones de los métodos de análisis del Real Decreto 1798/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula la explotación y comercialización de aguas minerales naturales y aguas de manantial envasadas para consumo humano, y del Real Decreto 1799/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula el proceso de elaboración y comercialización de aguas preparadas envasadas para el consumo humano.

Este Real Decreto 902/2018, de 20 de julio, entró en vigor el día 2 de agosto de 2018 en el que se modifican las tres normativas indicadas a continuación:

  • Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano
  • Real Decreto 1798/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula la explotación y comercialización de aguas minerales naturales y aguas de manantial envasadas para consumo humano
  • Real Decreto 1799/2010, de 30 de diciembre, por el que se regula el proceso de elaboración y comercialización de aguas preparadas envasadas para el consumo humano

Este nuevo texto jurídico es consecuencia de la transposición de la Directiva 2015/1787 de la Comisión de 6 de octubre de 2015 que modifica, a su vez, a la Directiva 98/83/CE del Consejo, de 3 de noviembre de 1998, relativa a la calidad de las aguas de consumo humano.

¿Cómo afecta al sector alimentario y qué modificaciones se realizan sobre el RD 140/2003?

MODIFICACIÓN 1:

El apartado 2 del artículo 7 queda redactado en los siguientes términos:

«2. Los organismos de cuenca y las Administraciones hidráulicas de las Comunidades autónomas facilitarán periódicamente a la autoridad sanitaria y al gestor los resultados analíticos del agua destinada a la producción de agua de consumo humano, conforme a lo dispuesto en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre, por el que se establecen los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental y de toda aquella legislación que le sea de aplicación.»

MODIFICACIÓN 2:

El artículo 9 queda redactado en los siguientes términos:

«Artículo 9. Sustancias para el tratamiento del agua.

  1. Los productos utilizados para el tratamiento de desinfección del agua de consumo humano o del agua destinada a la producción de agua de consumo humano, deberán cumplir lo establecido en el Reglamento (UE) n.º 528/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2012, relativo a la comercialización y el uso de los biocidas, para Tipo de Producto 5 (PT5).
  2. El presente real decreto se aplicará sin perjuicio de la legislación comunitaria relativa a sustancias químicas, que comprende el Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, se modifica la Directiva 1999/45/CE y se derogan el Reglamento (CEE) n° 793/93 del Consejo y el Reglamento (CE) n.º 1488/94 de la Comisión, así como la Directiva 76/769/CEE del Consejo y las Directivas 91/155/CEE, 93/67/CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE de la Comisión y el Reglamento (CE) n.º 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se modifica el Reglamento (CE) n.º 1907/2006 (CLP), así como cualquier otra normativa comunitaria aplicable.».

MODIFICACIÓN 3:

Se modifica el artículo 16, apartados 2 y 3, que quedan redactados del siguiente modo:

2. Los laboratorios que superen cinco mil muestras anuales de agua de consumo, deberán tener todos los métodos de análisis acreditados por la norma UNE-EN ISO/IEC 17025: «Evaluación de la conformidad. Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y de calibración» u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional, con las especificaciones que señala el anexo IV.

Los laboratorios que no superen cinco mil muestras anuales y que no tengan todos los métodos acreditados por la norma UNE-EN ISO/IEC 17025, garantizarán que los métodos de análisis empleados a efectos de control y demostración del cumplimiento de la presente norma se validen y documenten de conformidad con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional y que los laboratorios o las partes contratadas por laboratorios apliquen prácticas de gestión de la calidad conformes con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional.

3. Los métodos de análisis utilizados por los laboratorios se ajustarán a lo especificado en el anexo IV. En ausencia de un método de análisis que cumpla los resultados característicos mínimos establecidos en la parte B, del anexo IV, los laboratorios utilizarán las mejores técnicas disponibles sin generar costes excesivos, haciendo que los métodos de análisis empleados se validen y documenten de conformidad con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional.»

A la hora de elegir el laboratorio para hacer los análisis de control del agua, debemos tener en cuenta lo indicado en el artículo 16 que detallamos en la siguiente sección.

MODIFICACIÓN 4:

Artículo 18. Autocontrol

El nuevo Real Decreto 902/2018 modifica los tipos de análisis de autocontrol.

ANÁLISIS DE CONTROL DEL AGUA

Los parámetros básicos a controlar siguen siendo los mismos, los recordamos a continuación:

  • + Olor
  • + Sabor
  • + Turbidez
  • + Color
  • + Conductividad
  • + pH
  • + Amonio
  • + Escherichia coli (E.coli)
  • + Bacterias coliformes

Sin embargo, se modifica la frecuencia a la hora de analizar los parámetros a la salida de la ETAP y/o depósito de cabecera (para aquellas empresas que cuenten con estos elementos) y los parámetros en función del método de desinfección. Ya no será obligatorio realizarlo en todos los análisis de control sino únicamente cuando el resultado de la evaluación del riesgo lo aconseje. Recordemos cuales son estos parámetros:

  • + Cloro libre residual si se utiliza cloro o derivados como desinfectante
  • + Cloro combinado residual y nitrito, si se utiliza la cloraminación
  • + Aluminio y/o hierro, si se utilizan como sustancias para el tratamiento del agua
  • + Clostridium perfringens (incluidas las esporas)
  • + Recuento de colonias a 22ºC
  • + Biocidas o sus metabolitos cuando se usen otros biocidas distintos al cloro y sus derivados

ANÁLISIS COMPLETO DEL AGUA

En este tipo de análisis, además de los parámetros establecidos en el anexo I, ahora deberán también analizarse los establecidos en el anexo X.

Por último, se modifica el punto 5 del apartado 18 para indicar que el protocolo de autocontrol del agua que elabora el gestor del abastecimiento en concordancia con el Programa Autonómico de Vigilancia Sanitaria del Agua de Consumo Humano debe ser revisado y actualizado de forma continua y, al menos cada 5 años deberá ser ratificado nuevamente por cada gestor.

MODIFICACIÓN 5:

Se ha añadido un artículo 18 bis: Objetivos del Protocolo de Autocontrol y Gestión del abastecimiento indicando los criterios que debe cumplir:

  • Comprobar que las medidas aplicadas en todo el abastecimiento de agua aseguran que esta es salubre.
  • Facilitar información sobre la calidad del agua para demostrar que esta cumple con los valores establecido en el anexo I del Real Decreto 140/2003.
  • Determinar los medios más adecuados para reducir el riesgo sobre la salud humana.

ANEXO V. MUESTRO Y FRECUENCIA DEL MUESTREO

Se ha modificado la frecuencia de muestreo quedando como se indica:

legislacion aguas envasadas

ANEXO XI. EVALUACIÓN DEL RIESGO

El Real Decreto 902/2018 ha añadido un nuevo anexo al Real Decreto 140/2003 en el que se indica que las frecuencias de muestreo y los parámetros analizados deberán ser modificados en base al riesgo siempre que:

  1. a) La lista de parámetros o frecuencias como se establece en el anexo V no basta para controlar los parámetros fijados en los anexos I y X
  2. b) Se requieren otros controles para descartar que ciertos parámetros o contaminantes puedan estar presentes en el agua de consumo humano y suponer un riesgo para la salud de los consumidores.
  3. c) Es necesario para alcanzar los objetivos del Protocolo previstos en el artículo 18 bis a)

Así mismo, en base al análisis de riesgos se podrán reducir la lista de parámetros y la frecuencia de muestreo establecida en el anexo V del Real Decreto 140/2003 teniendo en cuenta que:

  • La frecuencia de muestreo de E. coli en ningún caso debe reducirse.
  • Respecto a los demás parámetros se establecen disposiciones específicas de las que destacamos:
  • Para reducir la frecuencia mínima de muestreo de un parámetro los resultados obtenidos de las muestras recogidas periódicamente durante un período mínimo de tres años en puntos de muestreo representativos de toda la zona de abastecimiento deben ser inferiores al 60% del valor paramétrico.
  • Para suprimir un parámetro de la lista de parámetros que deben controlarse, los resultados obtenidos de las muestras recogidas periódicamente durante un período mínimo de tres años en puntos de muestreo representativos de toda la zona de abastecimiento deben ser inferiores al 30% del valor paramétrico.

En el siguiente enlace puede descargarte el Real Decreto 902/2018 completo y analizar los cambios con más desarrollo.

¿Qué debe cumplir el laboratorio de control de la calidad del agua de la industria alimentaria para ser proveedor homologado?

Artículo 16. Laboratorios de control de la calidad del agua de consumo humano.

En este aspecto, los laboratorio se clasifican en dos categorías en función del número de muestras analizadas al año (cómo se estaba haciendo hasta ahora):

1- Laboratorios que superen las 5000 muestras anuales de agua de consumo deben tener todos los métodos de análisis acreditados por la norma UNE-EN ISO/IEC 17025.

2- Laboratorios que realicen menos de 5000 muestras anuales. Hasta ahora a estos laboratorios se les exigía una certificación ISO 9001, esto ha cambiado. Si los laboratorios que realicen análisis de menos de 5000 muestras al año no están acreditado en la norma UNE-EN ISO/IEC 17025 deben garantizar que los métodos de análisis empleados se validan y documentan de conformidad con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional y que los laboratorios o las partes contratadas por laboratorios apliquen prácticas de gestión de la calidad conformes con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional.

Los métodos de análisis utilizados por los laboratorios se ajustarán a lo especificado en el anexo IV. En ausencia de un método de análisis que cumpla los resultados característicos mínimos establecidos en la parte B, del anexo IV, los laboratorios utilizarán las mejores técnicas disponibles sin generar costes excesivos, haciendo que los métodos de análisis empleados se validen y documenten de conformidad con la norma UNE-EN ISO/IEC-17025 u otras normas equivalentes aceptadas a nivel internacional.» Se ha modificado ligeramente para indicar los métodos de análisis para algunos parámetros microbiológicos, ver Anexo IV del RD 902/2018. Se indica la exactitud y precisión requerida en la medida de cada parámetro, incertidumbre de medida mínima.

En IFYDA Consultores somos consultores especialistas en la implantación de Normas de Calidad y Seguridad alimentaria, y podemos asesorarte en todo el proceso de adaptación a la nueva normativa. ¡Consúltanos sin compromiso!